residuos de plastico

¿Se pueden convertir los residuos plásticos en energía renovable?

Si te Gusta Compártelo Gracias....
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Seamos realistas, el plástico es un problema. Hay un parche gigante de residuos plásticos flotando en el Océano Pacífico, que interfiere con los ecosistemas naturales. Apodado el Gran Parche de Basura del Pacífico, este vertedero flotante es tres veces más grande que Francia, y cada día es más grande.

Si bien el reciclaje de residuos plásticos es la solución ideal, algunas empresas están dando un paso más y convirtiendo los residuos plásticos en energía renovable. Echemos un vistazo más de cerca a cómo funciona esto y qué compañías ya están haciendo su parte para reducir el desperdicio global de plástico.

De residuos plásticos a energías renovables

residuos plásticos a energías renovables

¿Cómo pueden las empresas convertir sus residuos plásticos en energía renovable sin crear más gases de efecto invernadero que puedan dañar aún más el medio ambiente? Primero, necesitan reducir el plástico a sus componentes base. Un ingrediente principal en la mayoría de los plásticos es el petróleo crudo, que puede ser una fuente de combustible.

El reciclaje de plástico se realiza de una de dos maneras. El reciclaje tradicional, también conocido como reciclaje manual, desgarra los plásticos y los descompone en pequeños gránulos que luego pueden derretirse y reutilizarse en otros productos plásticos.

El reciclaje químico viene en dos formas: gasificación y pirólisis.

La gasificación requiere calentar el plástico con aire o vapor. Este proceso produce gas de síntesis, que puede convertirse en combustible para vehículos de gasolina y diésel.

La pirólisis es similar a la gasificación, ya que requiere calentar el plástico reciclado. La diferencia entre los dos procesos es que durante la pirólisis, el plástico se calienta en un ambiente anaeróbico, lo que significa que no hay oxígeno. El resultado es lo más cerca que podemos llegar de devolver el plástico a su forma original, una sustancia que se asemeja al petróleo crudo que puede ser refinado en combustible.

El objetivo de la pirólisis es convertir el plástico en hidrógeno, metano y etileno. Las dos primeras sustancias pueden arder como fuentes de combustible limpias porque producen muy poco CO2.

Reutilizar el plástico

La pirólisis, cuando se combina con plasma frío, también se puede utilizar para recuperar componentes que pueden regresar directamente a la industria. Probablemente sea la mejor manera de usar plástico porque el reciclaje tradicional perpetúa el problema. Crea más plástico que podría terminar en vertederos o en el océano. Al descomponer el plástico en sus componentes base, se puede reutilizar en cosas nuevas sin crear gases de efecto invernadero adicionales o causar más problemas más adelante.

Eso podría darnos las herramientas que necesitamos para cambiar la tecnología y la industria de algo que está dañando al planeta en algo que puede salvarlo.

Eficiencia en la industria

El plástico no es el único problema o el único lugar donde podemos reducir los desechos industriales. La industria de los plásticos utiliza aire comprimido para todo, desde extrusionar plástico en moldes hasta enfriar el plástico una vez que se ha desmoldado. Mejorar el sistema de aire comprimido en una planta de plásticos puede ahorrarle a una compañía más de 27,000€ al año en costos de energía y desperdicio.

Reducir la cantidad de energía utilizada para producir productos plásticos puede ayudar a una compañía a reducir su huella de carbono: si se usa menos energía, se requerirá menos toneladas de combustibles fósiles para crear esa energía.

Eficiencia en la industria

Reciclaje de marca

Varias compañías de alto perfil han estado buscando formas de reducir el plástico en sus productos o combatir el creciente problema del plástico. Nike, por ejemplo, fabricó camisetas de plástico 100 por ciento reciclado, y Adidas tomó medidas para retirar las bolsas de plástico de sus tiendas para el 2020.

Si bien muchas industrias están buscando formas de convertir sus desechos plásticos en energía, así como muchos investigadores universitarios, nadie ha logrado implementar un plan completo de reciclaje de desechos a energía hasta la fecha.

El plástico seguirá siendo un problema hasta que podamos establecer una economía totalmente circular donde ya no se desperdicie nada, pero hasta que eso suceda, convertir los desechos plásticos en energía es una solución inteligente que nos ayudará a evitar que el Gran Parche de Basura del Pacífico siga creciendo.

Si te Gusta Compártelo Gracias....
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat