ahorrar en tu calefaccion

Prepárate para la llegada del invierno

Si te Gusta Compártelo Gracias....
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Las noches frías ya están llegando, tienes los jerséis de invierno fuera del armario y ya se están almacenando adornos navideños en las tiendas. Sí, es esa época del año cuando todos necesitamos prepararnos para un clima más frío. Pero con un poco de previsión, no deberías tener que preocuparte por las facturas de energía durante los meses de invierno, hay mucho que puedes hacer para asegurarte de mantener caliente tu hogar sin tener un gasto abusivo.

Alrededor del 40% de nosotros nos preocupamos por mantener nuestras casas calientes en invierno. Nuestros consejos y sugerencias deberían ayudarte a aliviar esta preocupación.

Mantener el hogar cálido

La caldera de gas es clave para la calefacción y el agua caliente, pero ¿cuántos años tiene y cuándo fue la última vez que la revisaron? Puedes ahorrarte mucha angustia asegurándote de que tu caldera esté funcionando de manera efectiva antes de que comience el peor clima. Deberías tener contratado el servicio de mantenimiento anual por un técnico registrado en seguridad de gas. Si aun no lo tienes, estás tardando en hacerlo, porque esto te puede ahorrar preocupaciones y dinero.

Mantener el hogar cálido

Al renovar, dar servicio o mantener aparatos de gas, asegúrate siempre de que el técnico de calefacción esté incluido en el Registro de seguridad de gas, que es la lista oficial de empresas que están legalmente autorizadas a realizar trabajos de gas. Todas las empresas que son colaboradoras de Naturgy como comercialfoisa estamos autorizadas. Para cualquier duda nos puedes llamar al 93 580 97 71

Si tu caldera tiene más de diez años, será menos eficiente que una caldera nueva. Renovar una caldera no es barato, un reemplazo directo de la caldera de gas más la instalación de válvulas termostáticas del radiador generalmente costará alrededor de 2.300 euros. Sin embargo, una caldera de condensación moderna con calificación A será mucho más eficiente y te ayudará a ahorrar en tus facturas de calefacción.

Controlar la temperatura

Puedes actualizar o instalar controles de calefacción sin reemplazar tu caldera. Vale la pena investigar, especialmente si tus controles tienen más de 14 años; los termostatos de la habitación en particular son mucho más precisos de lo que solían ser.

Puedes ahorrar 80€ y 320 kg de emisiones de carbono al año bajando un grado ambiente en tu termostato. Ese simple cambio en realidad no te costará nada.

Mejoras en el hogar

Si tienes la suerte de estar planeando una serie de mejoras en el hogar, una nueva cocina, reformas en de ventanas, puertas, techos, recuerda utilizar materiales de altas medidas aislantes o a prueba de corrientes de aire. La mayoría de los constructores solo realizarán mejoras energéticamente eficientes hasta el punto requerido por las regulaciones de construcción, pero tú puedes hacer más, sin aumentar significativamente los costos.

Habla con tu empresa de reformas acerca de las ventanas y puertas de bajo consumo de energía o cuánto aislamiento planean poner en ventanas, puertas paredes y techos. Un pequeño desembolso adicional en este punto podría significar ahorros significativos en el futuro.

Mantén el calor adentro

La parte final de mantener bajas las facturas y el uso de energía, tiene que ver con mantener el calor. Las casas construidas a partir de la década de 1990 suelen tener aislamiento en las paredes, pero es posible que las propiedades más antiguas no. Alrededor de un tercio de todo el calor perdido en una vivienda sin aislamiento se escapa a través de las paredes.

Es probable que las casas construidas antes de la década de 1920 tengan paredes sólidas. Estas pueden aislarse desde el interior o desde el exterior; es una técnica más costosa que el aislamiento de la pared de la cavidad, pero los ahorros en las facturas también son mayores. Las casas construidas entre 1920 y 1990 tienden a tener paredes con cavidades. Aislar las paredes de la cavidad requiere un poco de desembolso de capital, pero generalmente se puede recuperar el costo dentro de unos cinco años, con los ahorros que obtendrás en tus facturas de energía. 

Mantén el calor adentro

El aislamiento de tuberías puede ahorrarte alrededor de 20€ al año en tus facturas de energía. También puedes evitar que tus tuberías de condensado se congelen y que tu caldera de condensación no funcione a temperaturas extremas.

La protección contra corrientes de aire es una de las formas más baratas y efectivas de aislar tu hogar. Si bien necesitas ventilación para evitar la humedad y el moho en las cocinas y baños donde hay mucha humedad, puedes bloquear con seguridad las corrientes de aire alrededor de las ventanas en dormitorios, salas de estar y pasillos. 

Siguiendo estos consejos a final de mes notaras que pagas menos en calefacción que sin tomar ninguna medida.

Si te Gusta Compártelo Gracias....
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat