Gas natural naturgy
Gas natural naturgy
calefaccion con mal mantenimiento

Peligros de una calefacción con un mal mantenimiento

Para la calefacción, muchos hogares optan por la chimenea, la caldera o la estufa. Son equipos eficientes y seguros. Cuando funcionan con madera, se consideran equipos de calefacción económicos y ecológicos. Sin embargo, si no se mantienen bien, pueden ser una fuente de peligro. Según el departamento de salud pública, son la causa de la mayoría de las intoxicaciones por monóxido de carbono e incendios domésticos, a veces fatales.

Para evitar este peligro, un buen mantenimiento es la mejor solución a adoptar. Sin embargo, muchos hogares tienden a descuidar esta operación. Debes ser consciente de los riesgos de estos accidentes de calefacción.

Los peligros de una calefacción mal mantenida

Cada año, hay miles de víctimas de intoxicación por monóxido de carbono. La mayoría de las veces, los accidentes son causados ​​por un calentador que tiene un mantenimiento deficiente, está defectuoso o es demasiado viejo. Los aparatos de combustión como estufas, calderas y chimeneas son los más afectados. Ten en cuenta que el monóxido de carbono (CO) es un gas invisible e inodoro que puede ser fatal.

Una víctima de intoxicación por monóxido de carbono primero experimentará dolores de cabeza, náuseas o desmayos. En caso de retraso en el tratamiento, es de temer la pérdida del conocimiento seguida de la muerte. Pero la intoxicación por CO no es el único peligro generado por una calefacción que tiene un mal mantenimiento. También debemos mencionar los accidentes domésticos como los incendios. Pueden causar no solo daños materiales sino también la muerte. Los incendios en los sistemas de calefacción suelen ir acompañados de una explosión.

Combatir los peligros de la calefacción con un mantenimiento deficiente

El mantenimiento anual de los equipos de calefacción por un profesional es obligatorio. Para cada mantenimiento, el técnico debe proporcionar un certificado de mantenimiento, que constituirá la prueba de la realización de los trabajos de mantenimiento. Este certificado deberá entregarse en caso de inspección, o en caso de siniestro, se entregará a la compañía de seguros.

Una calefacción con un buen mantenimiento de la caldera

Caldera de gas, leña u otro, independientemente del tipo de caldera, para su buen funcionamiento y sobre todo para evitar cualquier riesgo de accidente, se debe realizar el mantenimiento al menos una vez al año.

Ten en cuenta que, durante la combustión, el gas produce un residuo que tiene la apariencia de un polvo grisáceo o negro. En una caldera de condensación, parece una pasta. Con el tiempo, estos residuos se acumularán e impedirán la evacuación de gas de la instalación.

El gas letal mencionado anteriormente puede ingresar gradualmente a la habitación cuando el sistema de ventilación no funciona correctamente. El mantenimiento regular de la caldera puede evitar obstrucciones en los conductos. De esta forma, los gases se pueden evacuar al exterior, lo que reducirá el riesgo de intoxicación por monóxido de carbono.

Un buen mantenimiento también permite detectar a tiempo la falta de estanqueidad y aislamiento de las tuberías. Ten en cuenta que parte del gas podría escapar e invadir la vivienda.

Contrarrestar los peligros de una calefacción

Contrarrestar los peligros de una calefacción con la revisión de chimeneas y estufas

Para cumplir con las regulaciones legales, las estufas de leña y las chimeneas requieren un buen mantenimiento. Este mantenimiento debe realizarse dos veces al año cuando el equipo desempeña la función principal de calefacción. La primera operación debe programarse antes de la puesta en marcha y la segunda se programará durante la temporada de invierno. Cuando el equipo se utiliza como calentador de respaldo, será suficiente el mantenimiento anual antes de la puesta en marcha.

Ten en cuenta que la operación consiste en particular en la limpieza de los conductos de evacuación de humos. En la combustión, la madera generalmente produce hollín, alquitrán y bistre. Estas sustancias se depositarán en los conductos de humos. Cabe señalar que son altamente inflamables. Expuestos a altas temperaturas, pueden provocar un incendio o incluso una explosión.

También puedes encontrar nidos de pájaros o avispas en los conductos. Bloquearán la evacuación de contaminantes como monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno y partículas finas. Estos se esparcen por la vivienda y causarán envenenamiento. Por eso es fundamental el barrido de los conductos de humos.

Otras soluciones para luchar contra los peligros de una calefacción con un mal mantenimiento

Aparte del mantenimiento regular de los calentadores, también debes adoptar algunas medidas preventivas para evitar otros peligros.

La instalación de un detector de humo y un detector de CO

La instalación de un detector de humo es obligatoria desde 2010 en muchos países de Europa. Esta medida se tomó para limitar el número de incendios domésticos relacionados con un mal mantenimiento de la calefacción

La función del detector es advertir a los ocupantes de una vivienda en caso de que se inicie un incendio mediante una señal acústica. Su presencia reducirá en gran medida los peligros. Para prevenir la intoxicación por monóxido de carbono, se recomienda encarecidamente la instalación de un detector de CO. La función de este dispositivo es detectar la presencia de gas en el aire interior. Cuando la amenaza de envenenamiento es real, emite una señal de alerta.

Contrarrestar los peligros de una calefacción

Acciones sencillas para prevenir los peligros de una calefacción

Aparte de la verificación y mantenimiento de las calderasestufas de leña por un profesional y el barrido de los conductos de humos, unas sencillas acciones a adoptar a diario también ayudan a limitar los peligros. En primer lugar, la casa debe estar bien ventilada abriendo las ventanas y persianas durante al menos 10 minutos al día, incluso si la temperatura es muy baja. Esta es la mejor manera de expulsar contaminantes al aire libre.

Tampoco se recomienda obstruir las entradas y salidas de aire en cocinas o baños. Ten en cuenta que la falta de ventilación impide la combustión completa de los combustibles, lo que promueve la emisión de monóxido de carbono al aire interior.

También se recomienda el cumplimiento de las instrucciones de funcionamiento para equipos de calefacción. Por ejemplo, no se recomienda el funcionamiento continuo de un calefactor auxiliar como la estufa. Este tipo de dispositivo ha sido diseñado para un uso a corto plazo (dos horas como máximo). Recuerda revisar las baterías en los detectores de humo y CO.

Para equipos que utilizan madera, el combustible debe elegirse con cuidado. No se recomienda el uso de madera húmeda. Para limitar el riesgo de intoxicación, es mejor apostar por troncos de madera comprimidos o pellets de madera. Deben evitarse las maderas blandas, los pinos y los abetos porque en la combustión producen residuos de alquitrán. Para un calentamiento seguro, es mejor utilizar maderas de hoja caduca o duras como roble, castaño y haya.

Finalmente, también es necesario elegir bien el dispositivo de calentamiento. Si planeas comprar una estufa de leña, por ejemplo, opta por un modelo de chimenea cerrada con una etiqueta Green Flame de 5 estrellas.

Ten en cuenta que un equipo con un buen mantenimiento reducirá tu factura de energía. Además, tu dispositivo será más confiable y tendrá una vida útil más larga. Además de la revisión, el profesional también puede brindarte diversos consejos durante su intervención.

En resumen, las chimeneas, estufas y calderas con un mal mantenimiento pueden provocar muchos peligros. Entre los más graves y que ya han causado muchas muertes, se encuentran los incendios domésticos y la intoxicación por monóxido de carbono. Por eso es fundamental respetar las normas sobre el mantenimiento obligatorio de estos equipos y la instalación de un detector de humos. Pero para reducir aún más los riesgos, es necesario adoptar algunas buenas acciones diarias como ventilar bien la vivienda durante al menos 10 minutos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola👋 ¿En qué podemos Ayudarte?