etiqueta energética

Nueva etiqueta energética para una mayor claridad

Si te Gusta Compártelo Gracias....
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

El Parlamento Europeo ha decidido simplificar y armonizar el etiquetado energético de todos los aparatos eléctricos. Los consumidores podrán descifrar fácilmente el rendimiento energético (pequeños o grandes consumidores de energía) y las características (consumo de agua, nivel de ruido, etc.) del equipo y, por lo tanto, hacer la mejor elección.

La Unión Europea está simplificando la etiqueta energética.

Un sistema de clasificación obsoleto.

Originalmente, la escala variaba de A – G. Los avances en tecnología han permitido a los fabricantes ofrecer equipos cada vez más eficientes para la creación de categorías adicionales (A +, A ++ y A +++) y la eliminación de Letras E, F y G para algunos dispositivos.

La Comisión Europea consideró que esta nueva clasificación podría generar confusión: la compra de un producto clasificado A ya no ofrece la certeza de invertir en equipos de eficiencia energética. Es mejor optar por equipos clasificados A +++.

Etiquetado simplificado

A partir de 2019, se simplificará mediante un retorno al sistema de clasificación inicial que irá desde A para los modelos más eficientes hasta G para aquellos que consumen más energía. Las clases de peor desempeño deberían desaparecer gradualmente.

Esto se referirá a:

  • La nevera
  • La lavadora y máquinas mixtas, lavado y secado.
  • TV
  • El lavavajillas
  • Lámparas y luces

A partir de 2025, se les unirá:

  • La secadora
  • Horno
  • Extractor de humos
  • El aire acondicionado
  • El aspirador

En cuanto a los sistemas domésticos de agua caliente y calefacción que se han visto afectados desde 2015, deberían estar sujetos a esta obligación antes de 2030.

La etiqueta energética estará disponible en Internet y se actualizará periódicamente. Por lo tanto, cada usuario tendrá información clara sobre la efectividad del equipo, lo que le permitirá elegir con pleno conocimiento de los hechos.

Una política de incentivos

Con estas nuevas reglas, cada dispositivo cambiará la clase de energía. Los niveles de eficiencia correspondientes a cada letra se establecerán por 10 años. Al principio, ningún producto se beneficiará de una etiqueta A. El material clasificado A +++ pasará a la letra C.

El objetivo es inducir a las marcas a hacer los esfuerzos necesarios para que su equipo alcance los nuevos requisitos. Tomará varios años para que las clases A y B cubran la mayoría de los dispositivos en el mercado. Cuando este sea el caso, los requisitos para llegar a estas clases se incrementarán aún más.

Esta clasificación proporcionará a los consumidores información más clara y alentará a los fabricantes a desafiarse continuamente para cumplir con los objetivos de eficiencia energética cada vez más exigentes.

Si te Gusta Compártelo Gracias....
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *