Gas natural naturgy
Gas natural naturgy
Cuánta energía consume una casa

¿Cuánta Energía Consume una Casa?

Si recibes la factura de energía cada mes, probablemente ya sepas cuánta energía te están cobrando. Pero, sabes realmente cómo puedes disminuir esta factura, controlando lo que consumes. Una vez que hayas identificado qué es lo que está provocando un excesivo uso de energía en tu vivienda, puedes encontrar formas de comenzar a reducir el consumo.

Factores que afectan el uso de energía de tu hogar

Dado que cada casa está construida y habitada de manera diferente, cada una consumirá una cantidad diferente de energía. Esta potencia se mide en kilovatios (kW). Sin embargo, el consumo de energía se mide en kilovatios-hora (kWh). Si no estás seguro de qué es un kilovatio-hora, es simplemente la cantidad de energía que se necesita para mantener un electrodoméstico de 1.000 vatios en funcionamiento durante una hora.

Para saber por qué tu casa usa más o menos energía, es útil comprender primero los factores que influyen en el consumo. Que son los siguientes:

  • Tamaño de tu vivienda. El tamaño de tu hogar tendrá un impacto en el uso promedio de energía de tu hogar. Por ejemplo, las casas más grandes tienden a consumir más energía que las casas más pequeñas porque se necesita más energía para calentar y enfriar un espacio más grande.
  • Los materiales de construcción de tu hogar. Las casas más antiguas a menudo se construyen con materiales menos eficientes que permiten que el aire caliente entre o escape. Esto significa que podrías terminar usando energía adicional al calentar y enfriar tu hogar.
  • Número de residentes. Ya sea que estés cargando teléfonos o cocinando, todos los miembros de la familia usan energía en la vivienda. Por lo tanto, cuantas más personas vivan en el hogar, mayor será el consumo promedio de electricidad por día.
  • Número de electrodomésticos. Todos los electrodomésticos necesitan energía para funcionar. Si tienes muchos electrodomésticos, sus niveles de uso de energía serán un poco más altos.
  • Tipo de electrodomésticos. El tipo de electrodomésticos que posees también puede afectar a la cantidad de kilovatios que se necesitan para alimentar tu casa. Por ejemplo, los electrodomésticos que son viejos, grandes o realizan tareas que consumen mucha energía consumirá energía adicional. Por otro lado, los electrodomésticos de bajo consumo suelen consumir menos energía.
  • Con qué frecuencia se utilizan los electrodomésticos. Cada vez que utilizas un electrodoméstico, se consume energía. Por eso es mejor limitar el uso de dispositivos siempre que sea posible. Por ejemplo, esperar para hacer funcionar el lavavajillas hasta que esté lleno es un consejo eficaz para ahorrar energía.
  • Ubicación geográfica. Tu ubicación puede afectar la cantidad de kWh por día que es normal para tu casa. Por ejemplo, si vives en un área con un clima más templado, es probable que puedas calentar tu hogar de manera más eficiente que alguien que experimenta temperaturas más extremas.

¿Qué electrodomésticos contribuyen más al consumo medio de energía en el hogar?

Qué electrodomésticos contribuyen más al consumo

Hay varios factores que determinarán qué electrodomésticos consumen más energía. Por ejemplo, el tipo de electrodoméstico y la frecuencia con la que se usan tendrá un impacto en el consumo total de energía. Sin embargo, en general, los electrodomésticos que más contribuirán al uso promedio de energía en el hogar son los siguientes:

  • Equipos de calefacción y refrigeración. Los acondicionadores de aire, calentadores portátiles y otros equipos de HVAC se utilizan con frecuencia, lo que significa que están destinados a consumir mucha energía. Por ejemplo, el hogar promedio usa más de 2.000 kWh de electricidad en aire acondicionado cada año.
  • Calentadores de agua. Calentar el agua es una tarea que requiere energía, lo que hace que un calentador de agua sea uno de los mayores contribuyentes al uso general de energía en el hogar.
  • Artefactos de iluminación. Mucha energía se destina a la iluminación de la vivienda, pero puedes limitar el consumo de energía reemplazando las luces incandescentes por bombillas LED o CFL.
  • Lavadoras y secadoras. Cuantas más personas vivan en la vivienda, más se utilizará lavadora y secadora. Lavar y secar la ropa puede tener un impacto sustancial en el consumo de energía. Afortunadamente, hay muchas formas de ahorrar energía mientras se lava la ropa.
  • Sistemas de entretenimiento. Desde televisores y consolas de juegos hasta DVR y servicios de transmisión, el entretenimiento en el hogar tiene el potencial de consumir una buena cantidad de energía. Por ejemplo, solo en 2020, estos dispositivos consumieron 61 mil millones de kWh de electricidad en los hogares estadounidenses.
  • Frigoríficos y congeladores. Dado que los refrigeradores y congeladores siempre están en funcionamiento, siempre consumen algo de energía. Y dado que el 20% de los hogares de nuestro país tienen dos o más refrigeradores, el consumo de energía de estos electrodomésticos puede acumularse rápidamente.
  • Hornos. Otro aparato de cocina que contribuye al consumo medio de energía en el hogar es el horno. 
  • Lavaplatos. Es posible que los lavavajillas no sean los principales culpables del consumo de energía, pero aún así tienen un impacto en el consumo de energía. Sin embargo, el modelo de lavavajillas que tengas determinará en última instancia la cantidad de energía que utiliza. Por ejemplo, un lavavajillas de bajo consumo requerirá menos energía para funcionar que un modelo tradicional.

Consejos para limitar el consumo de energía en el hogar

Ahora que comprendes cuánta energía usa una vivienda, puedes comenzar a pensar en cómo limitar el consumo. Hay muchas formas de ahorrar energía y cada una de ellas es importante. Después de todo, cuanto más puedas reducir el uso de energía de tu hogar, más podrás ahorrar en la factura mensual.

Aquí hay algunas ideas sobre por dónde empezar:

Invertir en electrodomésticos de bajo consumo

La compra de electrodomésticos de alta eficiencia es una excelente manera de controlar el uso de energía. Cuando vayas de compras, asegúrate de buscar electrodomésticos con la etiqueta amarilla ENERGY STAR. Estos tipos de electrodomésticos consumen menos energía que los modelos tradicionales e incluso muchas veces tienen un descuento especial por ayudas estatales.

Para dar un ejemplo de cuánta energía puede ahorrar con electrodomésticos de alta eficiencia, echemos un vistazo a los refrigeradores. Un refrigerador de bajo consumo que haya sido certificado por ENERGY STAR utilizará un promedio de 33% menos de energía que los modelos que tienen más de 15 años.

Automatiza tu hogar con dispositivos inteligentes

Otra forma de limitar la cantidad de energía que usas es mediante el uso de tecnología inteligente para automatizar los electrodomésticos y otros aspectos. Y dado que algunos dispositivos te permiten monitorear y ajustar su uso de energía de forma remota, esto puede ser especialmente útil para las personas que viajan con frecuencia.

Un ejemplo de un dispositivo doméstico inteligente que ahorra energía es un enchufe inteligente. Estos dispositivos se insertan en enchufes de pared y luego los electrodomésticos se conectan a ellos. Una vez enchufado, puedes monitorear el uso de energía de tu electrodoméstico y controlar el dispositivo desde cualquier lugar. Hay muchos usos diferentes de enchufes inteligentes, así que experimenta hasta que descubras qué te ahorra más energía.

Consejos para limitar el consumo de energía en el hogar

Agregar aislamiento a tus paredes, ático y techo

Sin el aislamiento adecuado, tu casa perderá parte del aire frío o caliente producido por su sistema HVAC. Como resultado, tu calentador y aire acondicionado tendrán que trabajar más para controlar la temperatura de la estancia, lo que significa que tu uso de energía aumentará. Por eso es inteligente verificar si hay espacios en el aislamiento en toda la casa.

Un lugar importante en el que puedes decidir agregar aislamiento es en tus paredes. Al aislar las paredes, puedes ayudar a prevenir corrientes de aire y aumentar la eficiencia del hogar. Agregar aislamiento en el techo y el ático también puede ser una forma efectiva de frenar el uso promedio de energía.

Desenchufar la electrónica cuando no esté en uso

Es importante desconectar los dispositivos electrónicos cuando no estén en uso. Hacerlo ayudará a garantizar que los dispositivos consuman la menor cantidad de energía posible.

La mayoría de los dispositivos electrónicos tienen un modo de «suspensión» o «espera» que se puede utilizar para ahorrar energía. Sin embargo, estos dispositivos seguirán consumiendo pequeñas cantidades de energía incluso si se cambian a un modo de ahorro de energía. Apagar y desenchufar los dispositivos es la forma más eficaz de controlar su uso de energía. Este es un consejo especialmente importante para ahorrar energía si trabajas desde casa.

Ajusta tus hábitos de consumo de energía

Ya sea que se trate de algo tan simple como apagar las luces cuando sales de una habitación o poner menos cargas de ropa sucia, ajustar los hábitos de desperdicio de energía puede ayudar a reducir el uso promedio de energía. Si usas servicios de transmisión o consolas de juegos, ese es un excelente lugar para comenzar. Puede que no lo sepas, pero el consumo de energía de los servicios de transmisión por secuencias puede ser sustancial. Además, el consumo de energía de la consola de juegos puede aumentar con el tiempo y afectar el uso general de energía de tu hogar.

Cuanto más puedas limitar el uso de estos servicios y dispositivos, más energía podrás ahorrar.

Programe una auditoría de energía de tu vivienda

Hacer que un profesional realice una auditoría de energía en el hogar puede ayudarte a tener un mayor control sobre la cantidad de energía que usas. El auditor podrá decirte cómo estás usando la energía, así como ayudarte a determinar formas de mejorar el uso promedio de energía.

Por ejemplo, parte del proceso de auditoría de energía implica buscar posibles fugas de aire, que pueden ser un gran desperdicio de energía. Si el auditor encuentra fugas de aire en tu casa, puede decirte qué áreas tienes que sellar para ahorrar energía.

auditoría de energía de tu vivienda

Es importante saber cuántos kWh por día son normales para una casa según el tamaño, así como cuánta energía usa tu casa específicamente. 

También es útil conocer los factores y electrodomésticos que más contribuyen al uso de energía. Con esta información, puedes comprender mejor tus costos de energía y de dónde provienen. Será más fácil determinar lo que deberás hacer para reducir el consumo de energía y reducir la factura.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola👋 ¿En qué podemos Ayudarte?