Cómo funciona el suministro de energía

Cómo funciona el suministro de energía: procesos y antecedentes

Encendemos las luces, subimos la calefacción, ponemos en marcha la lavadora o cocinamos nuestro almuerzo en el horno. La energía siempre está disponible para nosotros. Están sucediendo muchas cosas detrás de esta escena para que esto funcione. Este artículo explica los procesos y antecedentes para asegurar que el suministro de energía funcione día tras día.

Los requisitos básicos

Para garantizar el suministro de energía, se debe garantizar que se disponga de suficiente electricidad y energía de calefacción para cubrir la demanda en constante crecimiento. Para que esto tenga éxito, las redes de electricidad y gas deben estar intactas. La calidad de la construcción debe ser tal que se pueda suministrar una cantidad suficiente de energía a los puntos de consumo individuales en cualquier momento. También se debe garantizar la estabilidad de la red cuando el consumo de energía es muy elevado en ocasiones. Se necesita un sistema de seguridad flexible que tenga un efecto de equilibrio para garantizar que las cargas máximas no causen interrupciones.

La seguridad del suministro

Cuando se habla de seguridad de suministro en relación con la energía, lo que se quiere decir es que los consumidores se abastezcan de energía de forma segura a corto y largo plazo. Esto se aplica tanto a hogares privados como a grandes plantas industriales, empresas comerciales o instalaciones públicas. Una mirada a las estadísticas muestra que en 2020 se informó un promedio de menos de 11 minutos de fallas de energía por año y consumidor final. La Agencia estatal de energía afirma esto como un nuevo mejor rendimiento, lo que demuestra de manera impresionante la estabilidad de la fuente de alimentación.

En el pasado, se habían levantado voces críticas, advirtiendo que la transición energética y la descentralización asociada de la capacidad de generación deteriorarían permanentemente la calidad del suministro. Pero las cifras actuales muestran lo contrario. Por cierto, lo mismo se aplica al suministro de gas. Basado en un año, cada consumidor tuvo que soportar un tiempo de inactividad en el suministro de gas de solo un minuto y cinco segundos. En la práctica, prácticamente nadie se percató de esta interrupción del suministro.

Para poder determinar números como estos, existe el llamado «Índice de duración de interrupción promedio del sistema«. Este índice resulta de los informes de los operadores de redes de gas y electricidad. Se informa de todas las interrupciones de suministro no planificadas de más de tres minutos, indicando el tiempo, la duración, el alcance y la causa. La Agencia estatal de energía determina los valores correspondientes a partir de esto.

Responsabilidad del operador de la red

La generación de energía sostenible y energéticamente eficiente se basa en las últimas tecnologías. En países de Europa, la energía eólica y los sistemas solares se utilizan para generar electricidad. También hay centrales hidroeléctricas, centrales de biomasa y centrales geotérmicas.

Qué papel juegan las redes de gas en la seguridad del suministro

La responsabilidad de la seguridad del suministro de electricidad y gas se transfiere al operador de la red. En este contexto, las salas de control de red juegan un papel central. Mantiene una visión general de la utilización y se ocupa de ella si se producen interrupciones o los desequilibrios de cantidad alcanzan un nivel crítico.

¿Cómo garantizan los operadores de la red un transporte de energía seguro?

Para que la electricidad llegue a donde se necesita, la red eléctrica debe ser lo suficientemente potente. La transmisión rápida debe garantizarse de manera confiable durante todo el día. En este contexto, las redes de transporte juegan un papel preponderante. Las redes de transmisión se refieren a aquellas partes de la red eléctrica que conducen energía eléctrica a un nivel de voltaje extra alto de 220.000 a 380.000 voltios a largas distancias. Este alto voltaje es necesario para mantener bajas las pérdidas de transmisión. La red de transmisión representa la conexión entre las centrales eléctricas, que se extiende y cruza fronteras en toda Europa.

Las redes de transmisión deben funcionar sin interferencias. Para garantizar esto, son necesarios constantes trabajos de mantenimiento y ampliaciones. Al mismo tiempo, se activan mecanismos de control específicos que garantizan una regulación adecuada en caso de picos de carga desigualmente distribuidos. La flexibilidad de la gestión de la carga y el almacenamiento debe mantenerse a un alto nivel. Por último, pero no menos importante, la seguridad informática también es importante, y su importancia seguirá aumentando en el futuro. Las redes y los sistemas de energía también deben estar protegidos contra ataques a nivel de TI para garantizar una disponibilidad permanente.

¿Qué papel juegan las redes de gas en la seguridad del suministro?

Las redes de gas tienen una posición especial en relación con la seguridad del suministro. No solo permiten el transporte de gas, sino que también proporcionan espacio para la energía. Técnicamente, las redes de gas se pueden utilizar como sistemas de almacenamiento flexibles para almacenar energía adicional. Solo en la red de gas de Alemania por ejemplo hay disponible un volumen de 360 ​​teravatios hora. Eso representa alrededor del 10% del consumo de energía primaria en Alemania.

Así garantiza la UE la seguridad del suministro energético

La UE ha aprobado la legislación correspondiente, cuyo contenido se refiere a la seguridad del suministro energético con gas natural y electricidad. Allí se formulan, entre otros, los siguientes objetivos de política energética:

  • Expansión de las energías renovables
    ● Mejora de la eficiencia energética
    ● Reducción de las emisiones de CO2 de acuerdo con los objetivos climáticos de París

Las energías renovables se generan principalmente en el país. En la práctica, esto significa que las importaciones de terceros países están disminuyendo. La creciente red interna en el mercado energético de la UE pone de manifiesto las ventajas del suministro de energía independiente. La razón principal es que la electricidad puede intercambiarse a través de las fronteras de la UE en cualquier momento. De esta forma, se asegura el abastecimiento de la población. Dado que todas las regiones también están conectadas entre países pudiéndose ayudar mutuamente con energía si es necesario.

Para mantener la seguridad del suministro en el futuro, es esencial un seguimiento permanente y un mayor desarrollo de tecnologías innovadoras. Las inversiones en infraestructura siguen siendo una tarea constante. Los vehículos eléctricos son un tema de actualidad, de aquí a 2030 deberían circular unos 15 millones de vehículos eléctricos para alcanzar los objetivos climáticos que se han marcado. Estos 15 millones de vehículos eléctricos requieren una infraestructura de carga correspondiente. Este, a su vez, debe integrarse en la red eléctrica de manera sensata y técnicamente limpia. Otro aspecto es que cada vez se instalan más bombas de calor en muchos países de Europa. Estos también están conectados a la red eléctrica y le imponen una carga adicional. Esto es políticamente deseado y se apoya con fondos públicos. Al mismo tiempo, se necesita una expansión adecuada de la red para cubrir la mayor demanda de energía. En general, la estabilidad del suministro es una tarea interminable que necesita ajustes y mejoras constantes.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola👋 ¿En qué podemos Ayudarte?